Así es Mi Pueblo: La Romana
La Romana es una ciudad de la República Dominicana y está ubicada en el sudeste del país. Es la capital de la provincia del mismo nombre. La ciudad debe su nombre a una antigua balanza romana de gran tamaño que en el siglo XVI servía para pesar las mercancías que transitaban por el puerto, muy importante en aquella época, y propiedad de una familia originaria de Roma.

La Romana se encuentra a 45 minutos al oeste de Punta Cana y a una hora y media al este de la capital, Santo Domingo. La ciudad más cercana es San Pedro de Macorís, a media hora de distancia, y Juan Dolio, aproximadamente a cuarenta minutos.

La Romana se encuentra también muy cerca de Bayahíbe, 25 minutos, y es el lugar más próximo para visitar las islas de Saona y de Catalina.

25. SU HISTORIA

La ciudad de La Romana fue fundada en 1897, cuando le fue otorgada una concesión a una firma cubana por el Congreso Nacional para establecer una refinería de petróleo. En sus orígenes, La Romana fue una ciudad decadente y sin un futuro para sus habitantes. Esto cambió a partir del año 1917 gracias a la construcción de un gran molino (de propiedad de italianos emigrados de la región de Roma, el Lacio) que permitía obtener azúcar a partir de la caña de las grandes plantaciones que aún al día de hoy rodean La Romana. No hay que olvidar que a día de hoy (2014), tras la industria del turismo, la azucarera es la que más ingresos genera para la población. La puesta en funcionamiento del molino de azúcar coincidió con el alza de los precios del azúcar en todo el mundo, lo que provocó que los empresarios azucareros necesitasen mucha mano de obra, aprovechado por muchas familias pobres dominicanas del interior que se desplazaron a La Romana en busca de una mejor vida.

A principios de 1960, Gulf and Western Industries, Inc. compró el molino de azúcar y empezó a invertir en la industria ganadera y cementera de la provincia. Paralelamente, invirtió aproximadamente 20 millones de dólares en reconstruir La Romana así como en construir colegios, clínicas, viviendas y demás infraestructura para sus trabajadores dominicanos. A mitad de la década de 1970 el conglomerado americano (Gulf and Western Industries) empezó a vender sus activos dominicanos y a la vez construyó lo que hoy es uno de los mayores exclusivos complejos turísticos de la República Dominicana, Casa de Campo.

Fuente: Wikipedia | 20/8/2017

¿Cuál es tu reaccion?



conversaciones de facebook