CTC La Nueva Barquita, un espacio para aprender a inventar
Los chicos “Makers” han desarrollado prototipos de inventos para mejorar la calidad del agua, sensores de personas y aparatos para reducir la cantidad de dióxido de carbono en el medio ambiente, entre otros

¿Se imaginan a jóvenes de entre 12 y 17 años inmersos en invenciones tendentes a mejorar las condiciones del agua potable, medidores de la cantidad de basura en zafacones, un parqueo inteligente, instrumentos para eliminar el dióxido de carbono del medio ambiente, o detectores de personas en las puertas de las casas?

Y además, sepan que esos “muchachos” son dominicanos y que pertenecen a familias de muy escasos recursos. Eso está sucediendo desde hace poco más de un año en el Centro Tecnológico Comunitario (CTC) La Nueva Barquita, programa que ejecuta la Vicepresidencia de la República, cuya titular es Margarita Cedeño.

Los llamados “makers” son chicos llenos de ideas que con el lema “aprender haciendo” y usando la innovación y el conocimiento abierto como base crean prototipos para mejorar las condiciones de vida de su entorno.

Los alrededor de 90 estudiantes que participan en el programa “Marker” pasan por varios modelos de aprendizaje en los cuales pueden desarrollar sus ideas que fabrican ellos mismos como prototipos. Estos prototipos luego son evaluados para ver la posibilidad de que sean realizados a gran escala, explica Claudio Doñé, director general de estos CTC que yamás de 100 a nivel nacional.

“La idea es ya identificado un problema, se concibe una solución, se hace un prototipo que puede llegar a ser un producto y ser comercializado, son etapas”, dijo.

El funcionario explicó que lo más importante del proceso es que estos jóvenes dejan de utilizar la tecnología por el simple hecho de usarla y se les enseña a “crear”con tecnología. Añadió que es maravilloso ver el cambio de mentalidad que experimentan los chicos que estudian en ese centro.

Entre proyectos y sueños

Así, por ejemplo, tenemos a María Odalis Encarnación, de 17 años. Creó un “Filter House”, un filtro de agua contolado por Arduino, (una plataforma de prototipos electrónica de código abierto) que se colocará en los hogares de La Nueva Barquita. “Este, inmediatamente el agua llegue a su casa, le eliminará todo tipo de contaminación, bacterias, parásitos para que las familias consuman un agua libre de impurezas y totalmente limpia”, expresa muy contenta la jovencita.

Ella desarrolló el proyecto en dos días, debido a que fue una tarea, y hasta el momento lo tienen en estado de “simulación”. Arduino es una plataforma de hardware libre, basada en una placa con un microcontrolador y un entorno de desarrollo, diseñada para facilitar el uso de la electrónica en proyectos multidisciplinares.

El proyecto AguaMax es de la autoría de Daniel Javier (16 años) y fue desarrollado para filtrar el agua para evitar enfermedades cutáneas. AguaMax es un filtro de agua con tres funciones: cuenta con vaso que va en el tanque de agua, el cual va a purificar toda el agua. También tiene un filtro que va en la llave de la cocina y dará el porcentaje del agua, como otra de sus características, al decir de su inventor. “Muchas de las empresas de agua no son realmente limpias y cuando la transportan el agua puede sufrir contaminación y eso puede ser muy peligroso a largo plazo”, adujo al dar detalles de su invención.

Elvis Ramírez Reyes habla de una aplicación que indica cuánto espacio libre les queda a los zafacones de basura. “Por ejemplo, las personas suelen tirar la basura fuera cuando los ven llenos, entonces este invento ayudará a crear rutas ópticas para tú depositar tu basura en los zafacones para que tengan mayor espacio libre y que así no haya tanto cúmulo de basura en nuestras calles”, expresa.

El proyecto “Eolisol,” de Yeison Peña, 18 años, tiene como propósito la reducción de la contaminación ambiental eliminando el dióxido de carbono. El instrumento emite energía limpia y renovable a través de los aerogeneradores que estarán colocados en postes en las vías públicas y compondrán lo que se podría llamar un parque eólico, pequeño. “Estarán colocados en las autopistas y con el viento que arrojen los carros van a girar, serán hibridos, con energía del viento y energía solar. Generarán energía tanto de día como de noche”, explica el joven cuyo sueño es que la Tierra no siga sufriendo daños.

DL - 13 de agosto, 2018

¿Cuál es tu reaccion?



conversaciones de facebook