Luego de terminar quinta en el 2014, la selección femenina enfrenta un reto mayor
Un quinto lugar en un Mundial, de cualquier cateogría, es cosa mayor.

La selección de ahora, mantiene la juventud y más reforzadas

Queda fresco en la memoria el quinto lugar de la selección nacional femenina en el pasado Campeonato Mundial de Voleibol 2010, luego de arrollar en una primera ronda con una marca perfecta de 5-0.

En Roma, en el estadio Palalottomatica; en Bari, en el PalaFlorio y en Milano en el Mediolanum Forum los escenarios de Italia donde el equipo dominicano se lució como nunca en un campeonato mundial de este nivel.

Y luego en la segunda ronda seguir perfecta con victorias sobre Bélgica y Azerbaiyán, hasta que se desplomó ante la realidad asiática en dos épicos partidos, primero contra China y luego ante Japón, con la nota desconcertante de que había ganado los dos primeros sets ante esos países para caer luego en el quinto período en los dos casos. En una tercera ronda le ocurrió lo mismo contra China.

Esa historia es la que persigue cambiar la selección dominicana ahora en su octava participación en este campeonato cuatrienal (Japón 29de septiembre/20 de octubre ), cuyo mejor resultado fue en 2014 donde finalizó en el quinto puesto en un tremendo salto con respecto al escenario de 2010 donde finalizó 17.

Ese quinto lugar, sin embargo, significó el segundo mejor puesto que ha logrado el país en deporte de conjunto, sólo detrás del béisbol que ha ganado dos títulos mundiales en amateur y profesional. Hablamos de categoría mayor.

El equipo de 2014 estaba repleto de juventud, donde las más veteranas eran Annerys Valdez, Prisilla Rivera y Rosalín Ángeles.

La selección de ahora, mantiene la juventud y más reforzadas por igual, con la permanencia de las ya conocidas por la central Valdez y la salidora Rivera. Integran el equipo Brenda Castillo; las salidoras Bethania de la Cruz, Yonkaira Peña Isabel y Brayelin Martinez; las opuestas Gina Mambrú y Gaila González; las centrales Cándida Arias Pérez, Lisvel Eve y Jineiry Martínez; las acomodadoras Niverka Marte y Camil Domínguez y la líbero Larysmer Martínez.

“Se ha cumplido con una larga y efectiva preparación técnica, táctica y física”, expresó a Diario Libre el director de Selecciones Nacionales Femeninas (Senafe), Cristóbal Marte, desde Japón.

¿Actuación similar?

Un quinto lugar en un Mundial, de cualquier cateogría, es cosa mayor.

Tirarle esa carga a la selección femenina es de mucha responsabilidad. Tienen el talento para más de ahí, pero igual es cuestión de día a día. Más recursos (en todo los sentidos) tienen sus rivales, que puedan garantizar mejores posiciones.

“Las muchachas están muy entusiasmadas y el equipo está compacto”, señala Marte. “Tenemos un gran compromiso con el ‘Pueblo Dominicano’ que tanto nos apoya”.

Un aspecto significativo, sostiene el presidente del Senafe es que todas las atletas del equipo están en salud, lo cual es muy favorable.

“Se ha hecho todo por el libro , igual como lo hicimos para el Mundial del 2014”, expresó Marte.

¿Cuál es tu reaccion?



conversaciones de facebook