Realizan en el país conversión de vehículos convencionales a eléctricos
Los vehículos convertidos podrán cargarse en un promedio de tres horas y recorrer unos 70 kilómetros por carga energética.

Así como a partir de 2007 miles de dominicanos optaron por llevar sus vehículos de gasolina a gas, sea natural o licuado de petróleo, para enfrentar los elevados costos de los combustibles, a partir de ahora también tendrán la opción de migrar hacia los vehículos electrónicos, sin necesidad de comprar uno fabricado con estas características.

La empresa GD Supplies and Services desarrolla el proyecto Go-Electric, un sistema de conversión de vehículos convencionales a energía eléctrica que proporciona al público la oportunidad de tener un desplazamiento igual en rendimiento, sin necesidad de mantenimiento y menos contaminante.

Su primer prototipo cien por ciento eléctrico, dado a conocer ayer, es un minibús Daihatsu al que se le extrajo el motor convencional y se le sustituyó por uno de electricidad.

Manuel González Abud, propietario de la empresa, explica que el vehículo funciona con un motor trifásico eléctrico y asincrónico de 72 voltios, alimentado por un banco de 12 baterías, 205 amperes y aproximadamente 10 kilowatts/hora.

“El banco de batería es de ciclo profundo, recargable DC con una corriente que pasa por un inversor controlador que se encarga de transferir la corriente DC a AC con la que funciona el motor trifásico. Dicho controlador maneja 400 amperes y se encarga de las aceleraciones y le permite que el motor entregue toda la potencia requerida para la movilidad adecuada en las calles”, explica.

Destaca que este motor no hace ruido, no emite temperaturas y es cero emisiones. Tiene funcionabilidad cien por ciento y no requiere mantenimiento, porque no lleva ni filtros ni bujías ni correas. Su vida útil es de 20 a 30 años.

Los vehículos convertidos podrán cargarse en un promedio de tres horas y recorrer unos 70 kilómetros por carga energética.

El proceso de instalación es de una semana y su costo ronda los siete mil dólares, cuando se trata de baterías con ácido de plomo. Pero los interesados pueden optar por un sistema alimentado con baterías de litio que tienen un 50% menos de peso, constan de mayor vida útil y permiten mejor autonomía, extendiendo el rendimiento a unos 140 kilómetros. Cada batería tiene una vida útil de entre ocho a diez años.

Aunque las pretensiones de González Abud no llegan a seguirle los pasos a China, país que lidera el mercado de los autos “enchufados” con el 43% de ventas a nivel mundial (al 2016 vendió unas 507 mil unidades), el empresario aspira a poder suplir a empresas en el cambio de sus flotillas y a personas que tengan uso metropolitano, hasta tanto se implementen los bancos de batería de mayor reserva, menor costo y de más rápido cargado. Piensa que en el país se puede repetir el caso del mexicano Grupo Bimbo, que optó por cambiar gran parte de sus flotillas a vehículos eléctricos.

Por lo pronto, ya Go-Electric ha recibido propuestas de personas que le pidieron cotizaciones y su desarrollador está confiando en que, una vez el público tenga conocimiento del trabajo que realiza, habrá mucho más interesados.

González Abud cuenta que desde el 2005 ha incursionando en las energías alternativas, porque así aporta un grano de arena en la meta por un país con menos emisiones nocivas al planeta.

Fuente: DL - 27 de Julio, 2017

¿Cuál es tu reaccion?



conversaciones de facebook