Santiago recibirá el 50% de los ingresos que generen ventas de energía por la basura
Planta procesará 600 toneladas de desperdicios

Según las empresas Green Whells y Cilpen Global, consorcios que manejan la moderna planta recicladora de desechos sólidos urbanos en el antiguo vertedero Rafey de esta ciudad, aportarán a la Alcaldía local el 50 por ciento de los beneficios netos que generen las ventas de energía que producirán con la basura en los próximos años.

Así lo informó Adalberto Crisóstomo, gerente general de la planta, quien precisó que los precios a pagar por los desperdicios que se reciban dependerán de los que se manejen en la bolsa de valores del país.

“Estamos ajustando y coordinando todo lo relacionado al pesaje de la basura y que se aplicará en los próximos días, pero serán precios de acuerdo a la bolsa de valores vigente en nuestro país”, expresó Crisóstomo.

Indicó que existe un departamento de clasificación en la planta para separar cada tipo de desecho que llegue.

En la primera fase la planta solo recibe unas 300 toneladas de los camiones recolectores del Ayuntamiento, pero en una próxima etapa llegará hasta 600 toneladas.

“Esperamos que luego de la primera etapa, lleguemos a recibir las 900 o 1, 200 que produce todo el municipio”, precisó Crisóstomo.

Sobre los técnicos que trabajan en la planta, refirió que hay cuatro que fueron entrenados por técnicos internacionales y que solo quedó uno como extranjero.

En cuanto a las proyecciones de la planta, el funcionario declaró que son amplias y que en los próximos años estará en capacidad de tratar no solo los desperdicios de Santiago, sino de municipios periféricos como Moca y La Vega.

Sobre la producción de energía, informó que será en base a la basura que se procesa y por el viento.

La planta cuenta actualmente con 400 obreros, pero su meta es llegar a 2,000, donde habrá dos turnos de trabajo. Incluso ya hay 50 recicladores o buzos que fueron debidamente entrenados y son parte del personal de la empresa.

El pasado lunes, el alcalde Abel Martínez anunció la entrada en operación de la planta en cuestión e indicó que con ello se iniciaba la solución definitiva del problema de la basura en la ciudad.

El contrato aprobado tanto por el Poder Ejecutivo como por la Sala Capitular para la operación de la planta a sus inversionistas es de 20 años.

Image

Fuente: DL - 12 de Julio, 2017

¿Cuál es tu reaccion?



conversaciones de facebook