Las cuyayas colocan en sus manos el destino en el round robin

Quienes consolaron a los aguiluchos el pasado miércoles, recordándole que siempre habrá un octubre, tras su doloroso revés 11-9 ante los Toros en Santiago tendrán que borrar esos tweets. Las Águilas están más vivas que nunca, ha recuperado el famoso “momentum” y ya la visita a la serie final la tienen en sus manos.

El domingo, el conjunto amarillo logró una épica victoria 2-1 sobre el Escogido, con remontada, para ilustrar mejor el ambiente que se vive en ese camerino.

Francisco Peña jonroneó para empatar y Ronny Rodríguez bateó un sencillo que rompió el empate para definir el encuentro, en el estadio Quisqueya Juan Marichal.

Marco Diplán abrió el choque y estuvo cuatro entradas de tres hits y una vuelta con cinco ponches. Pero nueva vez el relevo cibaeño neutralizó la oposición, limitando a los melenudos a cuatro imparables en seis capítulos. El triunfo fue para Darío Álvarez, el revés para Wirfin Obispo y el rescate para Michael Ynoa.

Un resultado que mejora a 7-8 la marca de los dirigidos a los de Félix Fermín, a falta de tres partidos para finalizar el round robin. En cambio, los escarlatas cayeron por tercera fecha al hilo y se hundieron en el sótano, con 5-10.

Las cuyayas juegan este lunes un partido clave ante los Tigres del Licey, también en la capital.

Carlos Gómez bateó dos imparables por los ganadores, al igual que Eric Filia por los derrotados.


¿tu reaccion?