El Intrépido Emeterio Sánchez Vásquez: Héroe Dominicano
Héroe indiscutido del rescate de los marinos de la tragedia del Memphis , arrojado al mar por los vientos del huracán

No importó el peligro que acechaba en el mar bravío, no importaban sus olas gigantes y  sus vientos huracanados.

No daba tiempo ni libertad al pensamiento para armar la estrategia, solo era momento de actuar y Emeterio Sánchez lo sabía. Era su mar, lo conocía.

Image Foto de Emeterio Sánchez, después del rescate


 El Acorazado Memphis zozobró.

La tarde del 29 de Agosto de 1916  en las turbulentas aguas del Caribe, cayó vencido por la tormenta frente a la costa Dominicana. y no había internet ni cámaras., solo Emeterio Sánchez estaba, tosco, fuerte, de mirada firme y decidido, se lanzó al mar con el corazón solidario del caribeño y salvó no importa cuantos 3 ó 6 de los marineros.

En los días subsiguientes la figura de Emeterio Sanchez cobro fuerza, el pescador solitario amarrado a una soga luchando contra las olas en busca de los marinos, no uno ni dos, se hablan de mas de diez intento detras de los cinco cuerpos que trajo hacia la orilla, en el pueblo la hazaña del pescador capitalino del barrio de la Misecordia era tomada no solo como la valentía y el arrojo de los dominicanos, sino también como un gesto de calidad humana frente a las huestes invasoras.

Que sabemos de Emeterio Sánchez?

(Tomado del escrito de Gabriel Atiles Bidão -  los Dominicanos ante el naufragio). 

Del archivo de la catedral sabemos que nació en santo domingo el 2 de marzo 1866 hijo legítimo de Eugenio Sánchez y Juana Vázquez, en esta misma fuente Juan Emeterio Sánchez de 18 años panadero caso en Santo Domingo en febrero de 1885 con Mercedes Martínez de 18 años hija de Guillermo Martínez y Manuela Díaz (Archivo VAD),

Cuando Emeterio se lanzo a las aguas de mar embravecido era un hombre de cincuenta años con esposa e hijos. 

La noticia mas antigua que de el tenemos, es apenas una solicitud el párrafo 8ª del Boletín Municipal número 411 Santo Domingo del 14 de octubre de 1910 página 2. Del señor Emeterio Sánchez manifestando su deseo de que se le conceda autorización para establecer un puesto de carne en la calle Misericordia esquina Estrelleta, en vista de que está vacante uno de dichos puestos. 

Y hablando de La Misericordia la descripción escrita más acabada del intrépido Emeterio Sánchez nos las ofrece el escritor Francisco Veloz Molina en su libro “La Misericordia y sus contornos” publicado en 1967, Don Pancho padre de nuestro escritor y amigo el Dr. Marcio Veloz Maggiolo, nos dice, Emeterio Sánchez era hijo de Eugenio Sánchez y Juana Maria de Sánchez y vivían en la calle Sánchez número 20, nos dice Don Pancho que cuando conoció Emeterio, era un hombre de edad que había abandonado los trabajos como maestro de panadería, para dedicarse a la pesca, era uno de los hombres de trato afable y sencillo y quizás el mejor conocedor de la orilla del mar, cuando se sentaba en la punta de la peña a pescar aunque fuésemos pequeños curiosos del barrio siempre tenia para nosotros la conversación amena del hombre de experiencia que sabe dejar siempre el consejo provechoso y las mejores anécdotas de su oficio. 

En sus escritos reconoce la participación de Emeterio en los acontecimientos en torno al Memphis. 

Emeterio Sánchez murió en el 6 de julio de 1922. 

El 11 de noviembre del 2000 se reconstruyo la tumba, es importante destacar que la lapida contiene un error en la fecha de muerte pues el fallecio el dia 6 de julio y no el 7. 

En dicho acto colocaron ofrendas florales en la tumba de los soldados estadounidenses que yacen en el camposanto, también se le rindió tributo al pescador dominicano Emeterio Sánchez, quien rescató a seis marinos norteamericanos que zozobraron en el buque USS Memphis, en 1916. El embajador Charles Manatt agradeció oficialmente a los militares y civiles dominicanos que salvaron a cientos de marinos estadounidenses durante el naufragio del buque Memphis, la noche del 29 de agosto de 1916.

LTDMA

Los últimos momentos del Memphis

 Una ola inmensa estimada en cerca de 70 metros de altura se ve venir al puerto. 16,38 – El cuarto del motor no podía generar presión de vapor suficiente para los motores. El cable de anclaje de la nave se estiraba y parecía que se rompería. Con sólo 90 libras de presión de vapor, el capitán Beach no tenía otra opción y no podía esperar más vapor. En un esfuerzo por al menos virar la proa del barco en dirección de la ola que se acercaba enorme, ordenó el motor de estribor a popa completo y el motor de babor por delante. Fue un esfuerzo inútil. No había la presión de vapor suficiente para girar el barco noventa grados y completar la maniobra. 16.40 – La ola enorme se acercaba rápidamente el Memphis. Se podían observar sedimentos agitados de arena y lodo del fondo del mar. Parecía que golpearía el costado del buque – la posición más vulnerable. La poca profundidad del agua había frenado un poco la ola pero su altura había aumentado. Delante de ella, un canal de 300 pies de largo se había formado. A medida que la ola se acercaba al Memphis, su pico comenzó a romperse. La parte superior de la cresta estaba ahora 30-40 pies por encima del puente de la nave. La forma de la ola parecía consistir de tres etapas distintas, cada una separada por una gran meseta. La enorme ola rompió estruendosamente sobre el Memphis, envolviéndolo completamente. Dos marineros tratando de liberar la segunda ancla fueron lanzados por borda. El impacto de la ola lesionó miembros de la tripulación. Otros miembros de la tripulación resultaron heridos o muertos por el vapor o por inhalación de vapor cuando las calderas del buque explotaron. El buque no zozobró, sino que se recuperó a una posición vertical, pero golpeó fuerte el fondo, lo que normalmente sería veinticinco píes por debajo de la quilla. El golpeo causó grandes daños en su casco. 16.45 – Poco a poco, arrastrando su ancla, el Memphis golpeó las primeras rocas alrededor de las 16.45 horas. A medida que cada ola golpeaba, fue forzado a pegarse más a tierra hasta que su banda de babor se precipitó contra las rocas, las que traspasaron este lado en varias ocasiones. El Memphis seguía rodando de un lado a otro, aunque ahora firmemente encallado. 17.00 – Aproximadamente a las 17:00 el barco maltrecho recibió un empuje final de las olas, pasando así a su duro encallado en la costa rocosa de Santo Domingo donde la profundidad del agua varía desde 12 hasta 19 pies y pies sólo 40 de la línea de costa acantilada. Grandes agujeros en el casco del buque podían ser vistos por los observadores en la orilla. 


Image

Image

Los últimos momentos del Memphis El 29 de agosto de 1916 tomado de Tales of the Sea 16.35

Administrator

¿Tu reacción?

Comentarios

https://latierrademisamores.com/assets/images/user-avatar-s.jpg

0 comentarios

Write the first comment for this!