Una experiencia turística innovadora y de calidad en la Ciudad Colonial de Santo Domingo en donde se cambia los coches tirados por caballos a carruajes eléctricos.

Santo Domingo cambia los coches de caballos por carruajes eléctricos

Esta iniciativa fue inaugurada recientemente por ejecutivos de la oficina de Turismo de Santo Domingo, junto con la Alcaldía del Distrito Nacional (ADN) y los Ministerios de Cultura y Medio Ambiente.

La presidenta del clúster turístico de Santo Domingo, Mónika Infante Henríquez, explicó que el proyecto incluye 11 Coches Eléctricos, cinco están listos y dos están en el taller para ser convertidos a eléctricos. Recientemente el Ministerio de Turismo donó un coche más, y se busca patrocinio para los tres restantes.

Estos Coches Eléctricos serán conducidos por los mismos conductores que solían conducir estos carruajes con caballos, que ahora están prohibidos por la Ley de Protección Animal.

Se capacitó a once conductores para conducir los coches eléctricos y se espera que pronto Evergo instale varias estaciones de carga en la Ciudad Colonial.

El proyecto de transformación de coches a caballo en autos eléctricos se desarrolló con el apoyo de BID Lab, el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y el patrocinio de ADN, Banco Popular Dominicano Grupo Rizek, Ministerio de Cultura y Adrián Tropical.

También se incluyó la revisión y definición de rutas y precios turísticos, el desarrollo de una aplicación móvil para que turistas y visitantes seleccionen rutas y realicen pagos de manera electrónica, así como la inclusión de auriculares en los autos para que los usuarios puedan conocer la historia de la ciudad amurallada en el idioma de su elección.

El cochero Euclides Lorenzo explicó que esperan tener una buena clientela en los próximos días.

Expresó que estiman que los precios estarían entre 35 y 40 dólares para los turistas y un precio diferente para los dominicanos, pero que los precios se negociarían con los clientes.

Dijo que soltaron el caballo que solía usar en la granja de un amigo.

Este proyecto mejora las precarias condiciones en las que los caballos tiraban de los coches. Ahora se puede cumplir con la Ley de Protección Animal. Asimismo, los empleos e ingresos de los conductores no se verán afectados, ya que conducirán los autos eléctricos las mismas personas que lo conducían anteriormente, permitiendo que esta actividad se mantenga sostenible sin crear desequilibrio financiero  en la Ciudad Colonial.

¿tu reaccion?

Qué opinas de este tema?